ACTUALIDAD DE CAMBORIU

Con infraestructura de una metrópoli y bellezas naturales de un refugio ecológico, Balneário Camboriú ofrece un mar de opciones durante todo el año y encanta a turistas y residentes.

Basta caminar por la Av. Atlántica para comprobarlo. Frente al océano imponentes edificios componen el escenario de la ciudad, acompañando el contorno delicado de la faja de arena del balneario más frecuentado de Santa Catarina.

En Balneário Camboriú el turismo camina junto con la construcción civil, que crece rápidamente imprimiendo sofisticación y alta calidad a los emprendimientos residenciales y hoteleros.

El municipio es uno de los principales polos de entretenimiento, comercio, negocios, gastronomía y hospedaje de Brasil. El comercio representa una gran fuente de ingresos para el desarrollo del municipio, con cerca de 6 mil establecimientos, incluyendo dos grandes shoppings que, además de tener un amplio horario, cierran únicamente dos días al año: el día del Trabajador y en Navidad.

Estas bellas playas atraen a más de 1,5 millones de turistas durante la temporada de verano y a 4 millones durante todo el año, según la Secretaría Municipal de Turismo.

Balneário Camboriú tiene nueve playas, una para cada gusto. La playa Central, costeada por decenas de bares y restaurantes con menús variados que garantizan una agitación permanente con vista a la famosa Isla de las Cabras, a 600 m de la costa. A sólo 6 km al sur, la playa de Laranjeiras es ideal para el baño de mar por su agua verde y calma. Avanzando y con el marco natural de la mata atlántica encontramos playas orientadas hacia el mar abierto, verdaderos paraísos ecológicos como Taquarinhas, Taquaras y la reconocida Pinho: la primera playa oficial de nudismo de Brasil. Ya Estaleiro y Estaleirinho con aguas agitadas y transparentes nos invita a la práctica de surf.

La ciudad también tiene el Pontal Norte con pasarelas iluminadas en medio de la mata atlántica que nos llevan hasta las playas do Canto y do Buraco, donde está ubicado un importante resort.

La gran vocación de Balneário Camboriú es el turismo, por eso la ciudad es tan dinámica. Pasado el verano, atrae a turistas de la tercera edad y en la primavera son los jóvenes estudiantes que aprovechan el viaje de fin de curso para conocer la variedad de casas nocturnas y fiestas.

SEGUINOS EN FACEBOOK