SE VIENE EL ACUARIO DE CAMBORIU

Balneario Camboriu tendrá el acuario más grande del sur del país. Habrá 25 tanques que llevarán a los visitantes en un viaje desde los glaciares, a través de los ríos y finalmente llegarán al medio marino, con manglares, playas, costas y el océano. Las obras comenzaron en abril, en Barra Sul.

El proyecto del Acuario Balneario Camboriu, que se inaugurará a fines de este año, cuenta con la firma de un experto con 20 años de experiencia en algunos de los acuarios más grandes del mundo, incluyendo el de Lisboa en Portugal y Madrid en España. .

La visita comienza en el segundo piso del edificio y termina en la planta baja. Será uno de los únicos acuarios en América del Sur con la posibilidad de caminar en un túnel rodeado de agua y animales acuáticos, asegurando imágenes únicas del medio ambiente, como en un buceo.

Esta semana comienza una operación logística grande e inusual para la llegada de los animales al Acuario de Balneario Camboriú, que está programado para abrir a fines de noviembre. Los primeros animales en llegar son de criaderos nacionales. Algunos vendrán por carretera y otros por avión.

Esta no es una operación común: por tierra o por aire, es necesario garantizar varios parámetros, como la temperatura y la oxigenación del agua durante todo el viaje. Los que demandan transporte aéreo son los animales más delicados. Este es el caso del pez disco amazónico, una colorida especie ornamental que vendrá de criaderos en la región norte del país.

La mayor operación logística, sin embargo, está reservada para la fase final, cuando los animales procedentes del extranjero llegarán por importación directa. En esta etapa vendrán peces como la arowana asiática traída de Tailandia y los tiburones de punta negra importados de Indonesia.

Los peces entrantes serán recibidos en la sección adicional del acuario, un área de apoyo en el barrio de Nova Esperança, cerca del zoológico. Allí pasarán por algún tipo de cuarentena. El biólogo marino André Neto, quien está a cargo del acuario, explica que los peces necesitan un tratamiento de inmunidad antes de llegar a los tanques finales para garantizar que todas las especies estén saludables.

Entre las especies más esperadas se encuentran los pingüinos y las nutrias, que son animales rescatados. Las nutrias vendrán de Pará, parte de ellas son cachorros abandonados por sus padres, que no sobrevivirían solos en la naturaleza. Aún no hay fecha para la llegada de las estrellas del acuario.

Esta no es la primera vez que el biólogo André Neto realizará una operación logística para transportar animales a un acuario. Ha trabajado en algunos de los oceanarios más grandes y famosos del mundo, como Lisboa en Portugal y Barcelona en España.

Fuente: www.nsctotal.com.br

SEGUINOS EN FACEBOOK