CÓMO CONSEGUIR AÉREOS BARATOS

Con crisis o sin crisis económica los viajeros siempre están a la caza de ofertas y promociones que les permitan conseguir pasajes baratos para viajar. A veces solo para soñar con un viaje futuro; otras, con la intención de concretar y lanzarse a la aventura. 

Son los que navegan en sitios web de aerolíneas, agencias de viajes y comparadores, crean alertas y se mantienen atentos a los tips que pueda brindar la comunidad de viajeros.

No es tarea fácil dar con un buen precio; tampoco hay magia. Pero existen varios factores que ayudan como la anticipación o la flexibilidad en materia de fechas (y de destinos). Aquí, algunas claves:

1. Temporadas
Ya que estamos cerca de las vacaciones de verano, empecemos por este tema. Si querés conseguir la megapromo para volar el 4 de enero… lo más probable es que termines frustrado. Las vacaciones de los chicos coinciden con la temporada alta, cuando todo el mundo quiere viajar. Es poco probable que encuentres una ganga para viajar en ese momento. Los momentos más lógicos para conseguir pasajes con buenos precios o que las empresas lancen ofertas es temporada baja: entre marzo y junio; y entre septiembre y mediados de diciembre.

2. Anticipación
Habiendo aclarado el tema de las temporadas, pasemos a la anticipación. En general, es la norma: con anticipación conseguís buenos precios. Pero sin exagerar. Si buscás un año antes, apenas abierta la venta de un vuelo, los precios no son tan bajos.
“La compañía aérea tiene el vuelo vacía y todo un año por delante para venderlo. NO es momento de regalar nada. Luego sí, a medida que la fecha se acerca, las tarifas van cambiando. Si el avión no resulta con una ocupación tan alta como se suponía, las clases tarifarias bajan. Y ese es el momento en que puede aparecer una buena tarifa”, explica Matías Mute, del blog Promos Aéreas AR (promociones-aereas.com.ar). Si hay alguien que se la pasa buscando promociones y la tiene clara, es él.

3. Flexibilidad
Completa los tres puntos básicos para buscar promociones. Cuanto menos atado estés a una fecha exacta, más chances de conseguir pasajes a mejor precio. Quizá querés volar el 16 de un mes, pero el 18 tenés un precio mucho mejor

4. Agencias de viaje y aerolíneas nacionales
“La ventaja de comprar en una agencia o aerolínea nacional es que el precio será en pesos, a diferencia de lo que ocurre con las internacionales, donde el precio será cobrado en dólares, en la tarjeta”, dice Mute y agrega: “Hay que tener en cuenta que ese pasaje se abonará el día de cierre de la misma, con el riesgo de que el dólar se dispare y el precio sea muy distinto del que vimos en un primer momento”.

5. Financiación
La opción de pagar en cuotas resulta cada vez más importante, especialmente para viajes cuyo costo final resulta elevado.

6. Aprovechar los momentos de "estabilidad"
“Es un país donde la economía puede presentar fluctuaciones de manera inesperada, es importante tratar de planificar cada movimiento. Recomiendo aprovechar estos momentos económicos para comprar un aéreo ya que los precios logran mantenerse”, dice Mute en referencia a un año marcado por los sobresaltos al calor de las elecciones.

7. Referencias de precios
Cómo sé si estoy frente a un buen precio. Hay que prestar atención a las búsquedas, tomar nota de los precios que vamos viendo para poder establecer parámetros de comparación. Así podremos notar cuando un precio es más barato de lo usual.
“Para tener una referencia más real sobre si un precio es bueno o no, recomiendo compararlo siempre con la tarifa en dólares”, explica Mute, teniendo en cuenta que la industria del turismo están, en gran parte, dolarizada.

8. Prestar atención
La famosa letra chica. Antes de comprar, es importante revisar las fechas seleccionadas, los aeropuertos de llegada y salida y las condiciones de compra: si son posibles los cambios de fecha o las devoluciones, si la tarifa incluye valija en la bodega o solo bolso de mano, servicios a bordo (comidas, por ejemplo), tasas e impuestos.

9. Tarjeta de crédito lista
Siempre tener claro el límite de la tarjeta de crédito que usaremos para comprar.
Esto evita que uno complete todo el proceso… y al final no pueda concretar la compra porque el monto supera el límite de la tarjeta. Esto es especialmente importante en campañas online como Travel Sale o Cyber Monday donde las buenas ofertas se agotan pronto.

Fuente: Clarín Viajes

SEGUINOS EN FACEBOOK